Mientras miro la sandalia.

Por ejemplo ahora, mientras miro la sandalia                                              
de la señora dormida que viaja al lado mío en el colectivo                           
vuelve tu pie. La forma de tu pie.
¿Es algo de época esta obsesión por los pies?                                                                                    Aquiles
¿Miraban así, tan hacia abajo,Featured image
las personas de Troya, del siglo trece, del catorce?
¿Miraban así, con ese afán de retratar 
ignorando el cielo,                 
los pies?                                                                                                   
Sea como fuere vuelve tu pie largo, estilizado.
El arco de tu pie, eso también vuelve hoy.
La señora resopla. Está dormida en un colectivo
que atraviesa la ciudad en verano.
Y tu pie debe estar sintiendo el agua.
Es tan probable que hoy estés como tanteando
la temperatura del agua de una pileta en el campo.
En cambio acá estamos, la señora y yo
mirándole el pie a una desconocida,
mirándote el pie de nuevo.
Verónica Yattah  (en 2014)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s